ERES EL VISITANTE N°

jueves, 29 de abril de 2010

Nuestras comunidades Indígenas

Monografías de Róbinson Vargas Raimapo

WILLICHES:

"gente del sur"



Autoconsiderados, Hijos de la “MAPU ÑUKE”, esta raza nativa, es la única, que aún permanece incólume al paso del tiempo y el avance de la ciencia y la tecnología, asentados mayoritariamente en el sur de la Isla de Chiloé. En la Comuna de Quellón, existen nueve Comunidades Williches, denominados “FUNDOS”, al mando de sus respectivos Caciques y sin duda la Comuna posee la mayor concentración de población Williche de la provincia...

La historia de los Williches es un trozo de la Historia misma de Chile, los que en su afán de independencia y orgullo de su raza, defienden por siglos sus dominios.

Un ajado trozo de papel, en cuyo timbre se lee, ”Consejo Local de Araucanos, COMPU, 1937” y que es un documento considerado reliquia, en donde el Cacique de entonces, José Santos Lincomán Inaicheo, cuenta la historia de la comunidad Williche.

Según dicho histórico documento de 1937 y siendo virrey del Perú don Ambrosio O’higgins, los Williches acordaron firmar la paz con las huestes españolas en Septiembre de 1793. Con tal objeto, se reunieron en Osorno para el gran acto, por los Williches lo más granado de su raza; todos los Caciques y por parte de los Españoles; Comandantes, Coroneles y Capitanes, en representación del Rey de España. Unos sepultaron sus lanzas y sus mazas y los otros sus fusiles, luego depositando ramas de laurel en cruz, como “Símbolo de paz” entre ellos, quienes tomados de las manos, juraron no volver a ofenderse.

Solo en 1823, el Gobernador colonial Antonio de Quintanilla, concedió tierras a los Caciques que las reclamaban y evitando así conflictos que debilitaran la defensa del último bastión de España en América, frente a las fuerzas independentistas Chilenas. Así se formaron las actuales Comunidades Williches; Fundo “Koiwín” de Kompu, Fundo “Waipulli” y Fundo “Weketrumao” de Chadmo, el Fundo “Inkopulli” de Yaldad, y el Fundo “Tweo” de Piedra Blanca .

Esta diezmada raza, durante años fue victima de incontables sufrimientos y de humillaciones por defender sus territorios, que la ambición de colonizadores amenazaba con quitarles. Pero hoy, estas Comunidades han sido parcialmente favorecidas por la aplicación de la ley 19.253 del año ’93 que reconoce como tierras indígenas a los títulos de Comisario de 1823 y títulos de Merced de 1866, 1874 y 1883 y otras Cesiones gratuitas o de regulaciones de leyes promulgadas desde 1927 y hoy día, bajo este cielo gris y lluviosos de la Isla, se encuentran agrupadas al “Consejo General de Comunidades Williches de Chiloé”, al mando del Lonco General, Cacique Carlos O. Lincomán Lincomán, y conservando siempre sus ancestrales tradiciones cuales son el “Ñguillatún” y sus apreciado lenguaje el “Veliche o Mapudungún” manteniendo aún sus costumbre sociales o de grupo étnico.

El Poeta y Lonko, Cacique Mayor José Santos Lincomán Inaicheo, junto a su ancestral bastón de mando del pueblo williche.



El gran Consejo de las Comunidades Williches de la Isla de Chiloé, (“Consejatu Chafun Chilhüe Wapi”) esta integrado por don Armando Llaitureo Manquemilla como Lonko Mayor.
Las Comunidades o Fundos, en la Comuna de Quellón, son las siguientes:
-Fundo Koiwín de Kompu; cacique de la comunidad, don Américo Lincomán .
-Fundo Waipulli de Chadmo Central; cacique de la comunidad, don Pedro Ciro Teiguel.
-Fundo Weketrumao Histórico de Chadmo Central; cacique de la Comunidad, donRubén Neúm.
-Fundo Kililpulli de Koi Koi de Koínco Bajo; cacique de la comunidad, don Juan Esnoldo Chiguay Arteaga.
-Fundo Inkopulli, de Yaldad; cacique de la comunidad, don Porfirio Chiguay.
-Fundo Tweo de Blanchard, Coldita y Puerto Carmen; cacique de la comunidad, don Patricio Cadín.
-Fundo Piedra Blanca; cacique de la comunidad, don Juan Árgel Mansilla Hueicha.
-Fundo Kailín de Kailín; cacique de la comunidad, don Armando Llaitureo Manquemilla.

-Fundo Yaldad de Yaldad; cacique de la comunidad, don Cristián Chiguay Mansilla.
-Fundo San Juan de Chadmo; cacique de la comunidad, doña Angela Gueichapiren.
-Fundo Cocauque de Cocauque; cacique de la comunida; don Sixto Guaquel.
-Fundo Huildad de Estero Huildad; cacique de la comunidad, don José Cuell.
-Fundo Weketrumao Alto de Chadmo Central; cacique de la comunidad, doña Nelly Llancalahuén.
-Fundo Cerro Bajo de Isla Chaullín; cacique de la comunidad, don Sergio Piucol.

Por otra parte, Venerada es doña Domitila Cuyul, la “Maestra de Paz”, que con sus Rogativas y Ceremonias terrestres, implora al altísimo “Chau Ngünechen” para que el pueblo Huilliche sea protegido del” Winka “ que artificiosamente busca “quitar” lo que le pertenece al “Hombre de esta Tierra”. O en rogativas marítimas, pide a la “Marina” le devuelva la riqueza de los mares para su pueblo con hermosas “romancias”. Venerable dentro de su raza en la recordada Gregoria Millalonco, que descanza en los brazos de "Chau Ngünechen". Actualmente, está la aprendíz de "machi y maestra de paz", la "pichiñawe" Sayonara Chiguay Rain, del sector indigena de Yaldad.

El grupo folclórico “Los Remeros de Compu”, conocidos en todo Chiloé, permanecen fieles a la interpretación de textos que heredaron de su Cacique José Santos Lincoman Inaicheo, cuyas letras sencillas encierran un profundo contenido social del pueblo Williche.


Don Carlos Orlando Lincomán Lincomán, junto a dos lonkos de la Comuna

VISITENOS en URL: http://www.youtube.com/watch?v=cgu36oSF7ss




martes, 13 de abril de 2010

fotografias del pasado quellonino

Quellón a través del lente del Fotografo RIBET


En los años ’30, existía un pequeño caserío, que formaban parte del pueblo de Quellón, en sector de la costanera, y que desde hacía dos década atrás, comenzaba a ser reconocido como tal, por su interesante progreso, gracias a la explotación de la madera nativa, principalmente por los productos de la destilación de alcoholes, acetonas, alquitrán, algunos aceites, que se extraía de la madera, en los procesos que realizaba, por entonces el conocido “Destilatorio de Quellón”, cuyo propietarios fueron la “Sociedad Austral de Maderas”, que con recursos propios habían adquirido un fundo de gran extensión para poder satisfacer, con la tala del bosque, las demanda de productos, del mercado nacional como extranjero.


En esta década, cuando el Gobierno de don Carlos Ibáñez del Campo, se remecía, producto de la gran crisis que afectó al País, visitó nuestras fronteras, un fotógrafo, de apellido “RIBET”, al parecer de origen francés y que haciendo gala de su excelente maquina – cámara fotográfica, inmortalizó varias localidades y personajes, de este territorio insular, especialmente a Quellón, que por entonces, algunos de sus habitantes poseían un buen pasar económico, gracias a esta Empresa Maderera. Su principal herramienta era una pequeña caja portátil que funcionaba como laboratorio y cámara a la vez. Era una misteriosa fábrica para quienes no conocían las leyes físicas y químicas que hacen posible la fotografía, hasta mágica. La experticia que tenía RIBET, para registrar el único y exclusivo momento, para realizar las tomas fotográficas, acondicionándolas con el tiempo reinante, le aconsejaba realizarlas en época de verano o cuando el día era el aconsejado. Por ello, las fotografías que posee esta Biblioteca, demuestran que su visita ocurre con la llegada del Vapor “Magallanes” y que durante esta travesía permaneció en el pueblo, cargando carbón. Situación que motivó a RIBET para plasmar al pueblo, desde el día 14 al 22 de marzo, del año 1930.

Particular visión de entonces demuestra que Quellón poseía un treintena de casa atiborradas en la costanera, sin molo de contención, con cierta postación de “palos” eléctricos, que seguramente salían de los motores de la Empresa, para abastecer a las viviendas, aunque se cuenta que Quellón tenía un pequeño motor municipal de daba “luz” desde las 8 a las 12 de la noche solamente. Previo aviso de un cuarto de hora antes, el pueblo permanecía en oscuras, salvo algunas luces del destilatorio. La Municipalidad de Quellón, era un caserón palafito de tres pisos.

Aunque demoraban entre tres y cinco minutos, RIBET, decía al fotografiado no se podía mover, por unos segundos debía quedarse completamente quieto para evitar una imagen borrosa. Por ello es loable, el hecho que haya plasmado imágenes de personajes de Quellón, tan nítidas, como se puede apreciar, cuando el Vapor Magallanes, permanecía en el muelle quellonino atiborrando sus bodegas de carbón del destilatorio y a uno que otro pasajero, probablemente el ciudadano francés RIBET y cuya firma de puño y letra inconfundible, al pie de todas las fotografías encontradas, en los diversos lugares de Chile y que tuvo la oportunidad de retratar.


Lejos de aquella época, estas fotografías fueron exhibidas en un prestigioso diario de la región, como es “EL INSULAR”, en su sección “IMÁGENES DEL PASADO” y de creación del periodista Christian Díaz, a quién se le agradece estas donaciones. Y que forman parte del PATRIMONIO DE LA BIBLIOTECA DE QUELLÓN.



QUELLON, Región de Los Lagos, 2011

video


VER VIDEO EN:            http://www.youtube.com/watch?v=0lZgG_Cf058


Fotografías de Quellón en los años '80


Las fotos corresponden a la década de los años ochenta, en la cuál la Comuna de Quellón, en la Isla Grande de Chiloé, Región de Los Lagos, comenzaba a ser conocido principalmente por su desarrollo industrial y económico, viviéndose verdaderos hitos, como la creciente industria Salmonera y años atrás la "fiebre del loco". Esta bonaza que se viviría, no duraría mucho, hasta pasada la década de los '90. Y destacándose un crecimiento poblacional explosivo y con una taza de mayor población flotante de la Región.

La decada de los ochentas, marcaría un antes y un después para muchas familias de Quellón por varios factores, y que muchos de sus habitantes guardan en sus recuerdos.

Fotos extractadas de folleto "QUELLÓN ´80", perteneciente a la Ilustre Municipalidad de Quellón y utilizadas por Gloria Millaldeo Millatureo, en contruir mediante Flickr, un Contenido Local.



























Fotografías de Quellón de antaño

Las siguientes fotografías corresponden al pasado de Quellón y datan de la época del Destilatorio y de la actividad realacionada con el trabajo que empresas francesas y suecas realizaron en el sector de Puerto Carmen, distante a 4 millas nauticas del Quellón, hacia la parte sur del sector de Yaldad.

Muelle de Quellón





















































































































































Fotografías proporcionadas por don Eugenio Salgado, Encargado del Departamento de Cultura de la Municipalidad de Quellón